A un paso de la playa, a medio camino entre Llanes y Ribadesella, dos de las villas más bonitas de Asturias, se encuentra La Gaveta, un alojamiento con personalidad propia y alto nivel de equipamiento.